Cómo liberar el potencial de los datos electorales


Sección 1: Integridad electoral

Las elecciones son un proceso

Las elecciones no son un evento, sino un proceso. Toda elección comprende varios elementos e involucra a múltiples instituciones y actores a lo largo de los periodos preelectorales y postelectorales y el día de las elecciones en sí, todo lo cual afecta la transparencia, la inclusión, la rendición de cuentas y la competitividad de la elección.

Foto tomada por la ONU, Martine Perret

En el periodo preelectoral, las legislaturas y las instituciones del Estado desarrollan o afinan el marco legal y procesal dentro del cual se llevan a cabo las elecciones. Los EMB realizan una serie de actividades en preparación para el día de las elecciones y la determinación del resultado electoral. Dependiendo del tipo de elecciones y del sistema electoral, las autoridades pueden def inir los límites de los distritos electorales. Los EMB u otras instituciones del Estado registran a los partidos políticos y determinan qué partidos y/o candidatos cumplen los requisitos para aparecer en la boleta electoral. También acreditan a los observadores internacionales y ciudadanos (nacionales), a los representantes de los candidatos y partidos políticos y a los medios de comunicación para que sean testigos de los procedimientos electorales. Normalmente, los EMB u otras instituciones responsables, llevan a cabo un proceso de registro de votantes para asegurarse de que todos los ciudadanos con derecho a votar estén incluidos en el padrón electoral. Es probable que los votantes tengan que realizar algunos pasos activamente para registrarse, y en algunos casos, tendrán la oportunidad de corregir o actualizar la información que aparece en el padrón. Mientras tanto, los partidos políticos y los candidatos hacen campaña para atraer apoyo para sus plataformas políticas. Los EMB y las organizaciones de la sociedad civil realizan actividades de educación de los votantes a fin de que los ciudadanos entiendan los procedimientos electorales y puedan tomar decisiones informadas al momento de emitir su voto. Los EMB también llevan a cabo los preparativos administrativos y logísticos para las votaciones, incluyendo el suministro y la entrega de materiales, así como el reclutamiento y la capacitación de los funcionarios de los centros de votación.

El día de las elecciones, los votantes emiten su voto en los centros de votación. Los funcionarios electorales facilitan la votación y, cuando esta finaliza, llevan a cabo el proceso de conteo de boletas. Los observadores acreditados de los partidos políticos y candidatos, los grupos apartidistas de la sociedad civil y las organizaciones internacionales y los medios de comunicación a menudo monitorean los procesos de votación y conteo de votos. Los conteos de votos se envían a los centros de tabulación y, en última instancia, a un centro de tabulación de votos definitiva, donde se procesan los resultados preliminares o iniciales. Las conflictos y denuncias electorales deben resolverse a través de medios pacíficos y legales mediante los procedimientos de denuncia y los tribunales de los EMB. Normalmente se requieren varios días o incluso algunas semanas para que los EMB publiquen los resultados definitivos ya ratificados.

El periodo postelectoral ofrece una oportunidad para que las partes interesadas evalúen el proceso y lleven a cabo las reformas necesarias. Los EMB y los grupos civiles evalúan el proceso electoral y definen distintas maneras de reformar y fortalecer ciertos elementos dentro de cada etapa. Esta etapa crucial entre elecciones también se aprovecha para prepararse para las futuras elecciones, incluyendo la actualización del padrón electoral y la solución de problemas dentro del marco legal o la gestión institucional.

Las elecciones son un proceso

Las elecciones son un proceso

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Tumblr