Cómo liberar el potencial de los datos electorales


Introducción

Ciudadanos, tecnólogos y movimientos de la sociedad civil de todo el mundo están exigiendo mayor apertura en el gobierno, incluyendo los datos gubernamentales, a fin de que puedan garantizar que las instituciones públicas sean más transparentes, receptivas y responsables de sus acciones. Asimismo, los órganos de gestión electoral (EMB, por sus siglas en inglés) de todo el mundo tienden cada vez más a hacer públicos más datos electorales. El The Instituto Nacional Demócrata para Asuntos Internacionales (NDI o el Instituto) tiene un especial interés en garantizar que los datos electorales clave estén disponibles y en ayudar a las partes interesadas a utilizar esos datos para realzar la integridad de las elecciones y hacer que los órganos de gestión electoral y demás actores electorales rindan cuentas. El NDI planea aprovechar su capacidad, su experiencia y sus relaciones de largo plazo con grupos de observadores ciudadanos alrededor del mundo para ayudarlos a utilizar este documento para acceder a los datos electorales, evaluar la integridad de las elecciones y promover la rendición de cuentas políticas y gubernamentales. El NDI es la organización líder a nivel mundial en la prestación de asistencia técnica a organizaciones de monitoreo electoral apartidistas, ayudando a más de 400 grupos en más de 95 países a monitorear más de 300 elecciones y movilizar a más de tres millones de observadores.

Foto tomada por la ONU, Martine Perret

La primera sección de la guía, Integridad electoral, establece los cuatro elementos guía: transparencia, rendición de cuentas, inclusión y competitividad, que son necesarios para que las elecciones sean íntegras. La segunda sección, Los principios de los datos electorales abiertos, describe los nueve principios que hacen que los datos electorales sean abiertos (es decir: oportunos, granulares o primarios, disponibles gratuitamente en Internet, completos y en bloque, analizables, no exclusivos, no discriminatorios, libres de licencia y disponibles de manera permanente). La tercera sección describe las principales etapas o Categorías clave en las elecciones (por ejemplo, la administración de los órganos de gestión electoral, los requisitos para el registro de partidos y candidatos, el financiamiento de las campañas, el registro de votantes, los resultados electorales y las denuncias, controversias y la resolución de conflictos), así como ejemplos del tipo de datos que podrían publicarse en cada categoría. La cuarta sección, Datos abiertos electorales en la práctica: ejemplos de América Latina, resalta seis países como ejemplo de la manera en que los datos primarios y relevantes se ofrecen en formatos analizables y en bloque, es decir, satisfaciendo muchos de los principios de los datos electorales abiertos. Los países son Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México y Perú.

En muchos casos, no son los votantes los que utilizan directamente los datos electorales, sino las organizaciones que monitorean las elecciones, los grupos civiles, los partidos políticos y los medios de comunicación, quienes los (re)utilizan o les dan otros fines. A estos tipos de organizaciones algunas veces se les llama "intermediarios de la información". Estas organizaciones pueden utilizar su pericia en particular para analizar los datos y presentar los hallazgos en un formato más digerible para los ciudadanos, o pueden también (re)combinar los datos y presentarlos en un formato que resulte más fácil de usar para las personas. Por ejemplo, el Voter Information Project [Proyecto de Información para el Votante] de los Estados Unidos, reutiliza datos sobre las coordenadas de los lugares donde se ubican los centros de votación y las combina con datos sobre los límites de los distritos electorales para brindarles a los votantes una manera de encontrar, al ingresar la dirección de su casa, el lugar exacto donde les corresponde acudir a votar.

Recursos sobre el proceso de apertura de los datos ("cómo")

Esta guía se enfoca en la definición de las etapas clave del proceso electoral y describe los principios respecto de la manera en que los datos electorales deben abrirse al púbico. A lo largo de esta guía hay ejemplos de EMB que han proporcionado datos electorales con distintos grados de apertura. Sin embargo, esta guía no abarca los pasos exactos del proceso de apertura de datos porque ya existen recursos sobre el tema de la implementación. Para obtener una guía sobre "cómo" abrir los datos, remítase a la sección "¿Cómo abrir datos?" del Manual de Datos Abiertos. de la Fundación Conocimiento Abierto. En términos de datos electorales, los órganos legislativos y los EMB que están haciendo políticas, leyes, reglamentos u otro tipo de guías, deben involucrarse más con el público, incluyendo los usuarios reales y potenciales de los datos electorales, tan pronto y tan plenamente como sea posible. Para obtener más información, consulte las siguientes fuentes.

  • El Open Data White Paper [Libro blanco sobre datos abiertos] del Reino Unido contiene información acerca del diseño de una estrategia de participación y el uso de las juntas comunitarias.
  • El Grupo de Trabajo de Datos Gubernamentales Abiertos del Banco Mundial desarrolló una herramienta de diagnóstico sobre el estado de preparación de datos abiertos (ODRA, por sus siglas en inglés) que puede emplearse para llevar a cabo un "diagnóstico orientado a la acción sobre la preparación que tiene un gobierno o dependencia en particular para evaluar, diseñar e implementar una iniciativa de datos abiertos".
  • El Instituto de Datos Abiertos (ODI, por sus siglas en inglés), tiene una guía breve sobre cómo comprometerse con los reusuarios.
  • Making Data "License-Free" [Cómo liberar a los datos de las licencias] es un sitio web que tiene ejemplos del tipo de lenguaje que las agencias federales de los Estados Unidos pueden utilizar. El sitio ofrece sugerencias de lenguaje que se puede usar para que quede claro que las publicaciones están "libres de licencia".

Línea del tiempo de los principales acontecimientos en materia de gobierno abierto y datos abiertos

  • 2006: Open Knowledge [Conocimiento Abierto] (en aquel entonces la Fundación de Conocimiento Abierto, u OKF, por sus siglas en inglés), crea su "Definición de conocimiento abierto", donde se define el concepto de "abierto" en términos de "datos abiertos" y "contenido abierto". Resumen su definición más amplia de 11 puntos al decir que "un dato o elemento del contenido se considera abierto si cualquier persona es libre de utilizarlo, reutilizarlo y redistribuirlo, sujeto únicamente, a lo sumo, al requisito de atribuirlo y/o compartirlo de la misma manera". Vale la pena mencionar que cuando se escribió la "Definición de conocimiento abierto", no se refería específicamente a los datos gubernamentales, sino que era un intento de ampliar la definición del término "apertura".
  • 2007: Tim O'Reilly de O'Reilly Media, y Carl Malamud de Public.Resource.Org, organizan una reunión de treinta personas interesadas en abogar por la apertura en el gobierno. La reunión fue patrocinada por Google, la Fundación Sunlight y Yahoo. El grupo de trabajo que asistió creó y publicó "Los 8 principios de los Datos Gubernamentales Abiertos", lo que marcó uno de los primeros intentos de aplicar los principios de los datos abiertos al área de rendición de cuentas del gobierno.
  • 2011: Se lanza la Alianza para el Gobierno Abierto (AGA). La AGA es una iniciativa multilateral en la que participan tanto el gobierno como la sociedad civil para que los gobiernos se vuelvan sustentablemente más transparentes, responsables de sus actos y receptivos para con sus propios ciudadanos, con la meta final de mejorar la calidad de la gobernabilidad. La Iniciativa para la Transparencia y Rendición de Cuentas publica la Open Government Guide [Guía del Gobierno Abierto], que se actualizó para la Cumbre de la AGA Londres 2013; la Guía incluye un capítulo sobre elecciones.
  • 2012: Se publica Open Government Data: The Book [Datos gubernamentales abiertos: El libro] de Joshua Tauberer, un hacker civil que fundó govtrack.us y que coorganiza el Open Data Day DC [Día de los datos abiertos en D.C.]
  • 2012: Sir Tim Berners-Lee y el profesor Nigel Shadbolt, fundan el Instituto de Datos Abiertos para analizar la manera en que los datos abiertos crean un valor económico, ambiental y social más grande.
  • 2012: La Fundación Sunlight publica los Lineamientos para Políticas de Datos Abiertos para abordar la cuestión de qué datos deberían ser públicos, cómo hacer públicos los datos y cómo implementar la política.
  • 2013: Los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, el Reino Unido y Rusia, se reúnen para la Cumbre del G8. La transparencia fue uno de los tres principales temas que apoyaron los gobiernos. Como resultado, los gobiernos del G8 emitieron y firmaron la Carta de Datos Abiertos, donde acordaron que los "datos abiertos son una fuente desaprovechada con un enorme potencial para fomentar la construcción de sociedades más fuertes y más interconectadas que puedan satisfacer mejor las necesidades de nuestros ciudadanos y permitir que florezcan la innovación y la prosperidad". En la Carta, los gobiernos se comprometen a desarrollar planes de acción de datos abiertos para finales de 2014, con el objetivo de implementar la carta a más tardar a finales de 2015.
  • 2014: Se publica la segunda edición de Open Government Data: The Book [Datos gubernamentales abiertos: El libro].
  • 2014: La Fundación Conocimiento Abierto (OKF) publica el Índice global de datos abiertos, que es un intento de calificar la apertura de los datos gubernamentales en áreas como presupuesto, gasto, estadísticas nacionales y legislación.

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Tumblr