Cómo liberar el potencial de los datos electorales


Sección 2: Principios de los datos electorales abiertos

Principio 3: Los datos electorales son abiertos cuando están disponibles gratuitamente en Internet

Disponibles gratuitamente en Internet

Aunque puede parecer obvio, es necesario decir que los datos abiertos deben ser gratuitos; en otras palabras, los datos deben estar disponibles sin ninguna restricción monetaria. El principio de "disponible gratuitamente en Internet" algunas veces se abrevia y se le hace referencia simplemente como datos accesibles. Varios estudios han documentado el hecho de que muchos ciudadanos usan Internet para buscar información acerca del Gobierno o las políticas gubernamentales.[1] Por lo tanto, publicar datos electorales en Internet es una manera de convertirlos en datos abiertos y accesibles. La mayoría de los EMB ya publican de manera proactiva algunos tipos de datos en sus sitios web y los ponen a disposición de los usuarios de manera gratuita. En contextos donde las conexiones a Internet no son confiables o son débiles, los ciudadanos pueden solicitar los datos electorales en un formato que no requiera conexión, como en un CD o un dispositivo USB. Los EMB deben tener implementados mecanismos razonables para ofrecer los datos en esas circunstancias.

Arraigada en la idea de "disponible en Internet" está la idea de que los datos deben ser fáciles de localizar (ser "descubribles"). Cuando los datos electorales están claramente etiquetados y detallados en los mapas de los sitios web y en ubicaciones bien conocidas, son más fáciles de encontrar. También es una buena práctica hacer que el vínculo que lleva a los datos sea estable, de manera que la gente pueda volver a encontrar fácilmente la información y remitir a otras personas a la ubicación correcta. Si el vínculo cambia, quienes intenten abrir la ubicación original (es decir, a través de un marcador u otro vínculo) tendrán entonces que volver a hacer una búsqueda para encontrar los datos. En sus Lineamientos para Políticas de Datos Abiertos, la Fundación Sunlight sugiere que los proveedores creen una ubicación central dedicada a publicar conjuntos de datos y políticas de datos. Por ejemplo, el Gobierno de Argentina tiene un portal en línea que contiene un catálogo de datos públicos que incluye los resultados de las elecciones. El usuario puede realizar una búsqueda en el catálogo y filtrar información por tema, fuente, formato del archivo (csv, txt, pdf) o tipo de licencia. Los portales de datos o sitios web similares hacen que los datos sean más "descubribles" puesto que ofrecen un "concentrador de múltiples conjuntos de datos, de fácil acceso y que permite realizar búsquedas".[2]

  1. El informe Pew del 2010 intitulado "El Gobierno en línea" es uno de los primeros estudios que midieron la manera en que los ciudadanos utilizan Internet para obtener información sobre instituciones públicas.
  2. Lineamiento 18 en los "Lineamientos para Políticas de Datos Abiertos" de la Fundación Sunlight.

Facebook
Twitter
Instagram
Youtube
Tumblr