Sección 2: Principios de los datos electorales abiertos Principio 2: Los datos electorales son abiertos cuando son granulares o primarios

Granulares

Los datos electorales deben estar disponibles al nivel de granulación o detalle más fino posible. Los datos se consideran finamente granulados, o exhaustivos, cuando no son datos agregados ni modificados. Este principio también se ha expresado en el sentido de hacer que los datos estén disponibles al nivel “primario” o al nivel en el que se recopilan los datos fuente. La granularidad es necesaria para promover la transparencia y la rendición de cuentas.

En términos de elecciones, es claro que la información sobre la ubicación, la dirección y el contacto de cada centro de votación debe publicarse antes del día de las elecciones. Los ciudadanos necesitan esta información para saber en dónde deben votar. Lo que es menos obvio es el hecho de que el nivel más granular para los datos de los resultados electorales es cuando se desagregan por centro de votación. Dado que los votos se emiten en los centros de votación (algunas veces llamados locales de votación, casillas electorales1 o mesas2), estos constituyen el nivel primario de los resultados electorales. Si los conjuntos de datos, como los resultados electorales solo están disponibles de manera agregada o modificada, entonces, el conjunto de datos no es abierto. De hecho, muchos de los “fraudes” que se han cometido en las elecciones son fáciles de encubrir si los datos no se publican al nivel más granular o primario.

En términos del proceso de registro de votantes, el nivel más granular es el votante. Si bien la unidad primaria de la recopilación de datos del registro de votantes es el propio votante, el nivel al cual los datos se publican varía ampliamente de un país a otro. En algunos países los EMB publican una copia del padrón electoral con todos sus datos (nombre, apellido, dirección, número de identidad nacional) afuera del centro de votación. Colocar la lista nominal de un centro de votación específico es granular, pero el conjunto de datos evidentemente no está completo porque constituye una sola parte del padrón total de todo el país. En otros países, el padrón electoral completo está disponible en el sitio web del EMB en varios archivos. En este caso, los datos pueden analizarse, por ejemplo, para indicar el número y el porcentaje de mujeres en la lista o para ver si están incluidos otros grupos históricamente marginados. Sin embargo, algunos países expresan su inquietud sobre la privacidad de los votantes y en lugar de publicar el padrón electoral, permiten que los votantes busquen sus propios datos. Si el marco legal impone restricciones sobre la granularidad de los datos electorales (por ejemplo, por cuestiones de privacidad), entonces la lógica para la restricción debe expresarse claramente y deben emplearse medios menos restrictivos para proteger el interés legítimo en cuestión.

El campo emergente de la práctica forense electoral emplea distintos métodos estadísticos3 para analizar e identificar patrones sospechosos en datos publicados al nivel primario (por ejemplo, los centros de votación). Adicionalmente, los lugares utilizados para las votaciones (por ejemplo: edificios administrativos, escuelas, mercados) a menudo son los mismos lugares donde se lleva a cabo el registro de votantes y se presentan las denuncias. De este modo, el acceso a los datos en el nivel más granular o primario es clave para que los ciudadanos y otras partes interesadas puedan evaluar la transparencia de la mayoría de las partes del proceso electoral.

Preguntas para ayudar a determinar qué nivel de datos es el nivel primario o fuente:

  • ¿Dónde se recopilaron originalmente los datos? Esto puede dar una idea sobre el nivel más bajo de desagregación.
  • ¿Cuál es nivel más bajo posible en el que un dato en particular puede distinguirse de otro dato?
  • ¿Los datos se relacionan con la votación? Si es así, entonces lo más probable es que el centro de votación sea el nivel más bajo.
  • ¿Los datos se relacionan con los requisitos que hay que cumplir para poder aparecer en una boleta o para registrarse para votar? Si es así, entonces lo más probable es que el nivel más bajo sea el “individuo” (los votantes o las firmas de los votantes).

Los líderes de los Gobiernos del G8 explícitamente reconocieron la importancia de este principio cuando firmaron la Carta de Datos Abiertos del G8 (y el Anexo Técnico) en junio de 2013. En la Carta de Datos Abiertos, los Gobiernos de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, el Reino Unido y Rusia se comprometen a publicar datos abiertos de alta calidad y declaran que los datos estarán “en su forma original, sin alteración alguna y al nivel más fino de granularidad disponible”.

  1. En algunos países africanos como Malaui y Zambia, al nivel más bajo de desagregación se le llama mesa de votación y al siguiente nivel hacia arriba se le llama centro de votación. Cuando hablamos de “centro de votación” en este documento, nos referimos al nivel más bajo en que los resultados se emiten y cuentan. 

  2. En muchos países de América Latina el nivel más bajo se llama “mesa”. Un centro de votación (un edificio) normalmente tendrá varias “mesas” (en varias habitaciones dentro del mismo edificio). Nuevamente, cuando usamos el término “centro de votación” nos referimos al nivel más bajo de desagregación de resultados y es intercambiable con el concepto de “mesa”. 

  3. Por ejemplo, varias pruebas de dígitos y métodos de detección de valores atípicos se han empleado para levantar sospechas sobre resultados electorales en lugares como Rusia, Irán y Ucrania. 

Recibir noticias